January 30, 2008

D&D 4th Edition o “El ocaso del Duskblade y del Fabuloso Climbing Sorcerer”™

Posted in Development, Friqui Life tagged , , , , at 6:01 pm by Iohannes

¿Ves, R, cómo te he robado el título?

He estado postergando la publicación de una nueva entrada en este blog desde hace más de un mes y es que el trabajo no perdona. En fin, sin más dilaciones, allá vamos.

Hace varios meses que es de dominio público el hecho de que Wizards of the Coast va a publicar la 4ª Edición del popularísimo Dungeons & Dragons a finales de la primavera que viene. Es más, ya hay disponibles dos volúmenes que sirven como hors d’œuvres:

Races & Classes

Races & Classes

Worlds & Monsters

Worlds & Monsters

No tendremos en nuestras manos los manuales básicos hasta el 6 de junio de este año, ni mundo de campaña alguno hasta agosto –Forgotten Realms-. Nada de Eberron al menos hasta este invierno.

En cualquier caso, mis consideraciones en lo que respecta a la actualización que se nos viene encima son contradictorias. Nunca he tenido reparos en, al menos, ver en qué resultan este tipo de cosas, como ya pasó con Vampire: The Masquerade y Vampire: The Requiem. Siempre he procurado hacer borrón y cuenta nueva en este tipo de situaciones, Ó lo sabe bien. En el caso particular de White Wolf, debo decir que V:tR se me antoja más “profesional” que su encarnación previa, si acaso por la total ausencia de material canónico en los libros publicados y el hecho de que se han decantado por obviar la tradición judeocristiana del mito vampírico que emplearon anteriormente. A mis ojos, dos aciertos.

Es con esta misma filosofía con la que me enfrento a la inminente 4th Edition. En su día, predije que queramos o no, nos guste más o menos, estaremos jugando con el nuevo sistema en un plazo de dos años como máximo y no miraremos atrás. Hay una cosa que me atemoriza en cierta medida: cómo están publicitando el producto desde la propia compañía. La sensación que me han transmitido durante las últimas semanas se puede reducir a lo siguiente:

“Estimados clientes:
Les hemos estado vendiendo un producto de PAUPÉRRIMA calidad (D&D 3.5), en el cual se han estado revolcando varios años. Muchas gracias por pagarnos las hipotecas.
Atentamente,
WotC.

P.S. / La 3.5 siempre ha sido una bazofia innecesariamente complicada y las editoriales (y jugadores) que no se pasen a la 4ª no tienen ni la más remota idea.”

Cualquiera que haya seguido la evolución de la 4th Edition en Enworld, por ejemplo, o en la propia página de Wizards, puede tener un sabor de boca similar al hipotético destinatario de la carta anterior: me parece la mar de bien que “nos vendan la moto” (viven de ello, no lo olvidemos), pero otra cosa bien distinta es decirnos lo mala que es la 3.5, lo complicado que es dirigir encuentros tácticos, lo desproporcionadas que son algunas clases, que lo de las escuelas de magia es una basura, que eso de que haya un clérigo para sanar en el grupo es cosa del pasado, etc., etc., etc., y que si no nos compramos la nueva edición no tenemos ni idea de lo que es jugar al rol, somos unos integristas, bebemos Kas Naranja y apoyamos la guerra de Irak. En otras palabras, les hemos estado comprando un (1) churro –según ellos mismos, no lo olvidemos- y además un churro que en teoría habían mejorado cuando publicaron la 3.5. ¿No podríamos llegar a la conclusión, por tanto, de que van a publicar otro mondongo que, eventualmente, actualizarán diciendo lo propio?

Así las cosas, no sé qué pensar. Mi lado pragmático me dice que si tienen que basar su implementación en el mercado empleando el mero hecho de lo terrible que era la edición anterior, no podemos augurar nada bueno. ¿Por qué no ensalzan las virtudes de la nueva edición? ¿Por qué no somos claros y decimos que vamos a hacer que cada una de las clases se integre mejor en la dinámica de un grupo genérico? ¿Por qué no decimos que estamos simplificando las reglas en gran medida para potenciar efectivamente la INTERPRETACIÓN en las mesas de juego? ¿Por qué no desterrar los temores –infundados- de que D&D se va a jugar por ordenador? ¿Por qué no decir que si bien se han deshecho de las revistas Dungeon y Dragon por otra parte van a seguir publicando material oficial online que tendrá un coste equivalente al precio de ambas publicaciones?

Mi vertiente optimista me invita a pensar que, realmente, el único error que WotC está cometiendo en estos momentos es un fallo de marketing. Me gusta creer que D&D 4th Edition va a suponer un salto cualitativo en el mundo de los juegos de rol y que, en realidad, los cambios necesarios se hacen en virtud de MEJORAR el juego…

No quiero imaginar que lo único que pretenden nuestros amigos de WotC es llenarse la cartera, hundir el nombre de D&D relegándolo (más) a la estulticia del hack & slash y santas pascuas.

Sólo una reflexión más antes de echar el cierre: Mantengamos la perspectiva y tengamos en cuenta que un juego es, simplemente, tan bueno (o malo) como el grupo que lo juega.

Gracias, R, por picarme lo necesario para sacarme del letargo.